Voy a seguir hablando de paz... aún en medio de una guerra. Seguiré gritando incluso cuando otros callen.

jueves, 24 de abril de 2008

Dolor infantil.

Teniendo el poder de amarme,
elegiste dañarme...



Creí que moriría...
Me levanté y, mientras me tambaleaba,
ví como te ahogabas en tu propio veneno.

Nunca te odiaré para no envenenarme yo también.

Perdonarte, me salvó la vida.


(para todos los niños que son dañados por quienes deberían cuidarlos)
Natacha.

39 comentarios:

Almatina dijo...

El odio sólo hace mal al que odia.
La mejor venganza de un niño, es ser feliz, a pesar de todo.

Natacha dijo...

Almantina, cogiste perfectamente el mensaje, se nota que no tienes serrín en la cabeza.
Un beso,
Natacha.

Elsis dijo...

Me pregunto que pasa con esas personas que tienen tanto odio que lo único que hacen es querer destruir a los seres que deberían amar.
Cómo se puede seguir viviendo con una culpa semejante, si es que sienten culpa.
Conozco niños´que han pasado por esto y han encontrado quien se hiciera cargo de ellos y les diera el amor que no habían tenido antes.
Coincido con Almatina en que la mejor venganza es ser feliz a pesar de todo.

Besos, niña de mi alma!!!

Maru dijo...

Lamentablemente, vivo en un país donde el maltrato infantil es algo, tanto el físico como el psicológico....
Esos niños inocentes no deberían ser tocados ni con un pétalo de rosa.
Ayer justamente conocí un bebé recién nacido... creo que tenerlo en brazos y mecerlo me enriqueció el alma... tan inocente, tan bello, un pedacito de cielo.

besos

Maru dijo...

Lamentablemente, vivo en un país donde el maltrato infantil es algo, tanto el físico como el psicológico....
Esos niños inocentes no deberían ser tocados ni con un pétalo de rosa.
Ayer justamente conocí un bebé recién nacido... creo que tenerlo en brazos y mecerlo me enriqueció el alma... tan inocente, tan bello, un pedacito de cielo.

besos

Natacha dijo...

Elsis, si pudieran sentir la culpa, sería algo que no les dejaría vivir. No sienten esa culpa, su vida es la importante, lo que arrollan a su paso son daños colaterales de su propia felicidad.
Un besito, mami linda.
Natacha.

Natacha dijo...

Maru, es verdad , sostener a un bebé te proporciona una sensación de fragilidad y de respeto que uno no puede entender cómo alguien puede hacer daño a un pedacito de cielo como ese...
Un beso, amiga mía.
Natacha.

Antiqva dijo...

La verdad es que cuesta pensar esas cosas, pero es indudable que pasan.

Posiblemente sea uno de los simbolos mas extremos de la enfermedad de la humanidad.

Un abrazo

Leznari dijo...

Que horror, yo no entiendo el odio y menos a los seres tan indefensos, se que nunca podremos evitar estas cosas, pero me ha encantado que lo hayas puesto, siempre es bueno recordarlo, aunque ultimamente nos lo recuerdan constantamente en las noticias. Un beso rubia.LEZ

Gatadeangora dijo...

Suscribo todo lo que dices,
Besitos.

PIZARR dijo...

Ojala todos los niños maltratados tengan los recursos y la fuerza necesaia para salir adelante sin odiar, porque efectivamente el odio solo destruye... pero según los casos, habrá situaciones imposibles de superar.

UN BESO

Natacha dijo...

Antiqva, muchos padres y familias enfermas, pero algunos (o muchos) por omisión.
Es una penita de critaturas, Un beso para todos ellos.
Gracias, guapo.
Natacha.

Natacha dijo...

Leznari, guapa, ninguno de nosotros sería capaz nunca de dañar a un niño, pero sabes que ocurre, siempre hay alguien cerca que sufre...
Te dejo un beso, mi niña guapa.
Natacha.

Natacha dijo...

Gatita, un beso... de gata a gata.
jejej.
Gracias por opinar, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Pizarr, es verdad que hay situaciones tan límite que no es posible recuperarse, pero siempre pienso que si odias, el odio, al fin y al cabo lo fabricas dentro de tí, y al salir, indefectiblemente, te mancha.
Un beso, amiga.
Natacha.

Mujer con Piernas dijo...

Me ha llegado como una daga, tu dolor. Sabes que mi empatía contigo es total. Presiento una historia terrible.
Es cierto, el odio nos contamina pero hay que tener cuidado, ¿tú le dirías eso a un niño o niña víctima de maltrato?. Los niños idealizan siempre a los mayores, incluso a los que les dañan porque dependen de ellos. Hay que enseñarles a enfadarse, indignarse, odiar a quien hace el mal para que puedan separarse y tomar un nuevo camino. Depsués superar el dolor y el odio es signo de curación. Un abrazo muy fuerte.

Todo esto lo se porque trabajo para niñ@s que han sufrido todo tipo de maltrato.

(A veces ese ahogarse en su propio veneno les dura toda la vida porque mala hierba no muere).
Abrazos y abrazos y abrazos. Tengo algo para tí.

Natacha dijo...

Sabes mujer, nunca pensé en el odio como una forma de curación sino como un síntoma de enfermedad (del alma, claro). Me haces pensar seriamente en ello. Decir a un niño que no odie a quien le daña?... pues no, quizá no. Nunca había caído que el odio, efectivamente, tal vez ayude a los niños a separarse de los mayores que le dañan. Es verdad que un niño, por si solo, incluso con ayuda, no es capaz de prescindir. Somos tan fragiles de niños que nuestro mundo se derrumba si ellos no están aunque sea para ignorarte o humillarte...
Gracias por hacerme pensar en ello. Eres genial, y te aprecio todo lo que sabes, eres un cielo.
Un beso muy fuerte, amiga mía, gracias por tu empatía, la siento, siempre ahí.
Natacha.

@Patrulich dijo...

Me quedé pensando en las palabras de Mujer con piernas... creo que lo que ella dice es como un sinónimo de terapia, útil para todos, chicos y grandes. No puedo sino estar de acuerdo con ella y valorar su valentía al expresarlo.

Y esa foto... con esa carita, quién odiaría a esa muñequita?

Te abrazo pensativamente, hermanita querida...

Conchi dijo...

Es un problema muy gordo el que planteas, Natacha, y que como habéis dicho se da y más de lo que nos imaginamos. ¿La solución? Pues no creo que haya una regla que sirva para todos los casos. Habría que verlos uno a uno y con todo y eso, ya es difícil. Yo conozco varios casos y la verdad es que no sé, no sé como abordar el tema.
Un abrazo.
Conchi

Natacha dijo...

Patri, es una muñequita rota...
La verdad es que mujer con piernas (que además de piernas, tiene cerebro) me dejó perpleja. Cuando te muestran un problema dado la vuelta completamente, a veces, ves la realidad de otra forma.
Toda mi vida he intentado huir del odio, pensando que me haría daño y tal vez lo único que se consigue es retrasar la cura... lo que es la vida... Los maravillosos colores de la opinión. Nos muestran cristales mucho más transparentes que los nuestros...
Un beso hermana preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Conchi, si que es muy dificil, el otro día en clase me enteré de que unos mis chicos tenía a su mami en el hospital por que se había arrojado por la ventana... ¿Cómo pides a ese niño que estudie, o que haga sus tareas? en realidad su verdad es otra diferente a la nuestras, sus prioridades son otras. Nuestra vara de medir no vale para ellos.
Un beso, amiga.

Marinel dijo...

Los niños tienen una capacidad asombrosa de aislar el dolor, lo que les hiere. Anhelan ser felices a toda costa, a pesar de esos mayores que no los aman, que los agarrotan por dentro, que dilapidan su infancia.Ellos, necesitan vivirla y la felicidad que conlleva...triste que no los dejen, infinitamente triste...
Besos

Natacha dijo...

Marinel, creo que estas historias son las mas tristes de todas. Los niños parece que deberían estar a salvo de todo, pero no es así y al final se hacen adultos con tantas carencias e inseguridades...
Un besito, gracias por venir, eres un cielo
Natacha.

Gatadeangora dijo...

Los maltratadores y violadores no tiene sentido de culpabilidad, es horrible.
Besitos

V dijo...

Natacha, cariño, tienes un premio para tí en mi blog http://enclavedeazahar.blogspot.com

Besitos.

Natacha dijo...

Gatita, es horrible, es verdad. Es muy dificil de tratar algo así.
Un besito, guapa
Natacha.

Natacha dijo...

V, ¡¡¡Gracias!!! voy ahora mismo. Eres un sol.
Un beso
Natacha.

Mujer con Piernas dijo...

Es emocionante entrar en tu blog, también es bueno para mi que mis palabras te lleguen.
Besísimos

Nuria dijo...

Que forma tan bonita de expresar esta dura realidad.
La fotografía es preciosa también.
Que bonito blog Natacha.
Un abrazo

Natacha dijo...

Mujer con piernas... como ves nos hiciste pensar a todos.
Gracias, linda.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Nuria, gracias por venir. Creí que ya conocías mi luna... me alegra que te guste, creo que tu tienes muchas cosas que decir sobre todo lo que hay en este blog...
Espero verte a menudo por aquí.
Un beso, amiga mía.
Natacha.

Jerusalem dijo...

Odiar está tan cerca de amar que es dificil no sabrepasar esa linea en algún momento de du vida.

Afortunadamente todo pasa y las aguas vuelven a su cauce.

Besitos cielo

Natacha dijo...

Jeru, creo que con los niños, no cabe el odio... pero supongo que hay gente para todo...
Un besito guapa
Natacha.

Sandra... dijo...

Sin palabras...

Natacha dijo...

Sandra... y no son necesarias. Entendí yo también.
Gracias.
Natacha.

Pedro dijo...

Este post es muy emotivo; me llegó al alma.
Un beso.

Natacha dijo...

Si lo es, Pedro. El sentimiento es profundo... por eso llega.
Un besito, cielo mío.
Natacha.

Tawaki dijo...

El odio ya se hace bastante daño a sí mismo, pero esos pobres inocentes...

Un beso.

Natacha dijo...

Los niños son dobles victimas siempre, porque carecen de medios para defenderse. Es una penita.
un beso, amigo
Natacha.

"Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños."

Kalil Gibran
.