Voy a seguir hablando de paz... aún en medio de una guerra. Seguiré gritando incluso cuando otros callen.

miércoles, 21 de mayo de 2008

La cobardía.

Somos muy valientes...


... siempre y cuando tengamos alguna garantía de éxito.
Cerramos los ojos... esperando que lo malo desaparezca.
¿Eres valiente? Yo... no mucho, la verdad.
Un saludo,
Natacha.

74 comentarios:

sinkuenta dijo...

Espero que los gremlins, que son las criaturas fantásticas que interfieren en los aparatos tecnológicos, no me hagan oir esta vez el sonido de las bombas o de las ambulancias de fondo para acompañar el post. A veces hay que darse la vuelta para que se nos quite el nudo de la garganta... pero siempre hay que dar la vuelta para saber dónde estamos. No soy tan valiente como tú, ¡seguro! Un gran abrazo.

Bowman dijo...

Soy un cobarde absoluto y terrible, un "parado", gallina deprimente y despreciable que, muy de vez en cuando, comete arriesgados, sorprendentes e impensables actos de inverosímil valentía cuasi-heroica.

Me acojona casi todo y siempre dejo que se enfrenten los demás, pero cuando todos los demás se han retirado y no queda más remedio, ahí me planto gallardo en jarras, sólo ante el peligro (¿tendencias suicidas? ¿afán de protagonismo?)

Será cosa del todo o nada, de la economía del esfuerzo o de utilizarlo sólo donde realmente merezca la pena o, como decían los humoristas de Cruz y Raya:
oye, que si hay que ir, se va. Pero ir pa' ná...

Natacha dijo...

Alicia, me asusto con facilidad y me influyen mucho las opiniones de los demás. Enseguida tomo en cuenta otros puntos de vista, otras opiniones, y además de enriquecerme, me hace dudar... dudar no es malo pero retrasa la reacción que, a veces, necesariamente debería ser rápida y valiente.... en fin.. la historia de mi vida.. jeje.
Un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natacha dijo...

Bowman, eso nos pasa a todos... en una ocasión se me ocurrió la peregrina idea de que podría sacar a un hombre de 100 kilos yo solita del agua cantábrica (se ahogaba y daba manotazos a diestro y siniestro)Imagina con estos 50 kilos escasos.... menos mal que tenía a mi lado a alguien , no cobarde, sino pensante... y me sujetó...
Cosas que se hacen sin pensar, jeje.
Un beso, guapo
Natacha.

Antiqva dijo...

Amiga, mas parecidos, yo tambien soy valiente siempre que el otro no me resulte Mas Grande, en cuyo caso -por el debido respeto, claro- saldo en estampida.

Ah, que hermoso ser valiente con los chiquitines...

Que tambien los hay...

La verdad es que el hombre no deja de ser sino "un hombre" para el hombre, con todo lo que ello implica.

Eso del lobo era un cuento que nos contaron en aquellos tiempos del blanco y negro.

Un abrazo, amiga Natacha (vaya como coja al que invento eso de compararme con un simio...)

Ja, ja, ja...

Bowman dijo...

Es verdad Natacha, nunca sabemos lo valientes que podemos llegar a ser hasta que no pensamos dos veces o estamos sometidos a presión.

Yo sí pude sacar a un borracho del agua, ayudado por otro (y nos costó tanto sacarlo con sus manotazos que en la orilla nos pusimos a darle de tortas en la cara, de pura rabia y por imbécil, hasta que dejó la histeria y se quedó quieto y callado, ja, ja)

Lo que da más miedo es no saber qué hacer, como cuando tuve que atender un ataque epiléptico (unas 12 personas en la oficina y tod@s mirándo a la pobre chica acojonad@s sin mover un dedo, ¡joder!)

Ya ves lo que son las cosas. Un día íbamos dos tíos paseando por la calle con una chica en medio, y cuando vino un toro escapado por la calle, salimos cada uno para un lado dejándola a ella en medio (¡cobardes!). Luego reaccionas, te lanzas a hacerle quites para salvar a un chavalín (acabó corneando a un ciclista y a una señora mayor que iba con su nieto) en plan valiente... pero cuando querías decirle a una chica que te gustaba... ni valor para acercarse y decirle hola, ja, ja

sinkuenta dijo...

querida natacha: a mí me pasa también un poco lo que a tí... hacer un blog puede ayudar a observar nuestras reacciones ante los acontecimientos y las respuestas de los otros. Para mí se está convirtiendo en algo así como una via de conocimiento personal. Estoy siempre al otro lado... besos: alicia

Natacha dijo...

Antiqva, jaja que bueno, Con el chiquitín sí eh?
Adoro vuestra sinceridad, jajaja.


Amigo, al fin y al cabo, todos venimos de simios ¿no? hasta yo que no tengo un pelo en la cara (gracias a dios).
Un besito, amigo mío.
Natacha.

Natacha dijo...

Bowman, ¿y qué se hace con un ataque epiléptico? debe ser horrible, la verdad. Tampoco hubiese sabido qué hacer.
En cuanto al toro... creo que yo todavía estaría corriendo... menudos bichos, Son enormes....
Nunca he salvado a nadie... que yo recuerde. Pero fui muy valiente cuando parí a mis hijos.... ¿a que a eso no me ganas, jeje? Supongo que no por falta de ganas.
Un besote campeón.
Natacha.

Natacha dijo...

Alicia, si yo te contara todo lo que estoy aprendiendo estos últimos meses. Y las experiencias que nunca soñé tener...
Gente maravillosa que estaba ahí sin saberlo, amigos... opiniones valiosísimas, información y valores desconocidos... Un universo maravilloso para mí....
Te siento siempre, linda. También permanezco... flotando
Un beso,
Natacha.

Bowman dijo...

Y yo que sé Natacha, yo hice lo que pude y creo que algunas cosas mal porque luego empeoró... aunque también se solucionó, menos mal.
Lo primero, conseguí que dejara de morderse la lengua (que ya sangraba) y los carrillos, poniéndole mi cinturón en la boca, como en las películas. Después la tumbé en el suelo, retiré muebles y le dí espacio. Aflojé el cuello de la camisa y desabroché el del pantalon. Le quité las cadenas apretadas del cuello. Pedí un cojín para la cabeza. Todo esto mientras intentaba decirle palabras de tranquilidad y le acariciaba la cabeza, mesándole el pelo (dijo luego que no se acordaba, menos mal).
Cuando parecía que se estaba calmando, totalmente quieta y con los ojos cerrados, empezó a ponerse ligeramente azul y entonces me dí cuenta de que, al liberarle antes la lengua, se la estaba "tragando" y se ahogaba. Se la saqué como pude y casi me cuesta cuatro dedos de una mano.
Porque, al volver a respirar bien, volvieron las convulsiones, que fueron remitiendo lentamente, aunque no cesaron hasta que llegaron los del Samur y le inyectaron no-sé-qué (¿Valium?).

Por desconocimiento, creo que cometí muchos errores ese día (por ejemplo, la fuerza que hacen con la mandíbula es tal que no hay que forzarles a que la abran, porque se puede hasta partir (luego leí sobre el tema, claro). Aunque, ya sabes tú, es como cuando alguien hace una RCP a lo bruto y rompe alguna costilla. ¿Qué quieres que te diga? Si para "resucitarme" me parten una costilla... pues que me la partan, oye. Yo encantado.

Un parto sí que requiere valentía y capacidad de sufrimiento... aunque hoy en día con la epidural... (bueno, nadie quita luego el dolor de los puntos, supongo). No, sinceramente, no tengo deseos de parir... y menos con mi "anatomía" (vaya destrozo, ja, ja), aunque imagino lo que duele luego también una cesárea.

Besitos

Natacha dijo...

Bowman, me apunto a la costilla rota...desde luego. Lo que haga falta para no abandonar antes de tiempo este mundillo... jeje.
Bueno yo usé la epidural con el peque pero el mayor nació a lo bestia, como yo digo.... estuvimos muy cerca de no contarlo ninguno de los dos. Así y todo nació con forceps, 32 puntos de sutura, 15 de internamiento... Ay, vamos a dejarlo que todavía me duele, jajaja.
un besito de buenas noches.¡Valiente! (aunque no lo reconozcas)
Natacha.

Frabisa dijo...

Sí, sí y sí. Definitivamente soy valiente, mucho diría sin el menor rubor.

La vida me ha puesto muchas veces en la línea de fuego y aguanté el chaparrón enfrentándome con toda la artillería. Me he hecho fuerte a base de golpes, pero he superado muchos trances y me ha sentir orgullosa de haberlo conseguido.

un besazo

Conral dijo...

Natacha, sacas temas de dentro, no sólo de ti sino de los que te visitamos. Pues mira, te voy a contar que yo no me considero valiente para nada. Me da pánico el agua. Aún no fui capaz de aprender a nadar, pienso que los pies se me van a quedar arriba y la cabeza se irá para abajo y no seré capaz de darme la vuelta. Me quedo paralizada ante un médico, tanto que cuando me pregunta los datos no me acuerdo ni del nº de mi casa. Me dan miedo los curas, me siento anulada ante ellos... No voy a seguir, pero chica, tengo muchos miedos. ¡Qué pena!
Comparto contigo en que este mundo de los blogs me está enriqueciendo, gracias a conocer a buena gente, como tú y otras más!!!
Un abrazo, valiente!
Conchi

(Ah, muy interesantes los anteriores comentarios. Me los lei todos!)

angelica dijo...

como dice mi mama uno es valiente para unas cosas pero para otras no ,hay que ver el situación en la que estemos,yo soy cobarde para las alturas, y valiente para chillar despues de que me tiro de un paracaidas
jejjejeje...como me vio????


besos

angelica dijo...

como dice mi mama uno es valiente para unas cosas y cobardes para otras, yo pienso que a según la situación en la que estemos,yo por mi lado soy cobarde para las alturas y valiente para llorar después de tirarme de un a paracaidas...como me vio jejejej????


besos

Jorge L. López dijo...

¿Que es el valor? Se que no consiste en no tener miedo.Mas bien consiste en ser consciente de las posibilidades en contra, del peligro,y aun asi conservar la determinación de actuar haciendo lo que se considere correcto.
Ante un ruido,los perros suelen correr directamente hacia su fuente,desafiantes, mientras que los gatos mueven las orejas,miran,y son cautos. Los perros son valientes,pero los gatos tienen varias vidas.Creo que hace falta una combinación de ambas cosas,determinación con sensatez.
Yo se defenderme bien,pero me pondria nervioso tener que hablar en público,por ejemplo,en algo como una conferencia.¿Y si debiera hacerlo? Ya lo hice un par de veces,al recebir algunos premios por mis obras y tener que leerlas.Unos minutos eternos,pero lo hice.¿Creerias que me resulta mas facil practicar un combate con armas orientales que leer mis obras ante un auditorio?

Maru dijo...

yo soy cobarde porque la vida me ha golpeado mucho.
Pero además de cobarde soy aguerrida y temeraria.... y eso me hace ser irreverente.

besos

Natacha dijo...

Fabrisa, desde luego que puedes sentirte orgullosa, y además de serlo... por ser valiente al decirlo... eso no hace más que confirmar tu valentía.
Enhorabuena, aunque supongo que llegar a conseguirlo no ha agradable.
Un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Conchi... ¿te das cuenta de que tus miedos van a asociados a ropa especial...?
No sé si habías caído: El bañador, la sotana o alzacuellos, la bata blanca... es curioso, pero si lees un poco, sabrás el origen de esos miedos...
Un besito, mi niña.
Natacha.

Gracias por leerme. Me hace mucha ilusión, eres un cielo

Natacha dijo...

Angelica, me dejas de piedra. ¿Miedo a las alturas combinado con paracaidismo...? pues eso, que me dejas perpleja... jajaja.
Un beso, super-valiente.
Natacha.

Natacha dijo...

Jorge, lo que pasa es que tu no eres valiente o cobarde... eres listo. Y esa cualidad te hace valiente en las ocasiones necesarias y cauto en las peligrosas.
Tienes lo que muchos deseamos...
Que tengas miedo a hablar en público es más bien una pequeña fobia más que un miedo. No hay más que ver cómo te comunicas con nosotros. De esa preciosa manera que nos llega y nos toca... en persona tienes tu carcasa de presentación que, seguramente, te traiciona sin ningún pudor.
Un beso, lindo.
Natacha.

Natacha dijo...

Maru, ya ves que a fabrisa, los golpes le hicieron ser valiente.... no todas las circunstancias nos ayudan igual... Yo también me acobardo cuando me pinchan... al cabo del tiempo puedo levantarme y seguir... pero necesito un tiempo para hacer un escudo que me proteja...
Un beso, mi preciosa irreverente
Natacha.

V dijo...

En general, me considero valiente para casi cualquier cosa. No recuerdo nada que haya dejado de hacer por miedo...

...hasta que llegamos a los asuntos del corazón, claro! Ahí soy la más cobarde del mundo. No valgo para entrarle a nadie. Mi especialidad siempre fue servirme en bandeja a la persona que me interese, pero que el paso lo de ella. Así que supongo que me he perdido a alguna que otra persona por este motivo. Pero lo cierto es que haciendo balance no me ha ido tan mal. Ayer mismo, anoche, me serví en bandeja de plata para tí, y tu, preciosa niña, quisiste besarme, y me hiciste flipar, y... No sé si me leerás, pero por si acaso, desde aquí te mando un intenso besito.

@Patrulich dijo...

Querida Natacha, en mi vida tuve que sortear infinidad de situaciones, la gran mayoría muy difíciles... nunca creí que tuviera valor hasta que llegaba el momento de actuar, pero en general suelo ser temerosa.

No me lanzo a batallar contra molinos de viento ni a tomar decisiones antes de tiempo... tal vez, soy mejor improvisadora que valiente, jiji!

Un placer visitarte, hermanita linda de ojos gatunos ;)

Y sin embargo dijo...

Uno puede ser valiente depende de para qué. Nunca me ha dado miedo hablar en público ni mostrar mis sentimientos, ni reconocer un error pero un pequeño olor a chamusquina hace que el pánico se apodere de mí y durante un buen rato no me deje reaccionar.
Pienso que un valiente no nace, se hace. Ante el peligro prima el instinto de supervivencia y el miedo a morir. Cuando ese miedo sea totalmente vencido todos seremos valientes.

Biquiños.

Natacha dijo...

V, te leí, un precioso poema. Como te dije en tu blog, eres todo sensibilidad y me honras con tu presencia y tu atención.
Aprecio a una buena amiga en tí. Gracias, guapa
Un beso, linda.
Natacha.

Natacha dijo...

Patri, linda. Estoy segura de que eres capaz de resolver las cuestiones más dificiles... Eres valiente, incluso para reconocerlo...
Un beso hermana, preciosa, hermana voluntariosa.
Natacha.

Ricard dijo...

¿Valiente? No!!! No soy nada valiente... ni creo que quiera (o deba) serlo!!! Imagino que el miedo, la cobarida... cientos de "teoricos" defectos son precisamente lo que nos humaniza

Besos
r.

V dijo...

Natacha, es siempre un placer parar mí visitarte, y un honor recibirte en mi blog y leer los comentarios que me regalas.

Un besito, preciosa.

V

@ngelito dijo...

Supongo que todos vivimos en determinadas situaciones momentos de valentía y de cobardía, porque los miedos, queramos o no admitirlo, siempre nos acechan. Pero según vamos creciendo como personas y madurando con lo aprendido vamos afrontado esos miedos que nos impiden realizar nuestros sueños.

La valentía es defender la verdad y rechazar la hipocresía.

Un beso.

Natacha dijo...

Y sin embargo, seguramente algo te ocurrió con el fuego... eso te hace temerlo No tiene por que ser una tragedia... a veces un pequeño susto se queda grabado en nuestro inconsciente... y sale, siempre que puede...
un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Ricard, eres de los míos entonces... no creo que eso nos humanice. Hay seres valientes también hermosos. Creo que tal vez, sea simplemente una cualidad... ni buena ni mala. En mi caso hay momentos que ser valiente hubiese arruinado mi vida.... Fui prudente y gané...
Un besito, guapo
Natacha.

Natacha dijo...

Angelito, en ocasiones, es verdad que defender la verdad requiere mucha valentía. Y tener argumentos razonables... la sustenta.
Un beso, cielo.
Natacha.

Gatadeangora dijo...

No me considero valiente,lo que pasa que a veces hay que apechugar on cosas tremendas que suelen pasar en la vida,y no hay mas remedio que tirar para adelante como los de Alicante...jajajaja.
Besos

Natacha dijo...

Gatita, como los de Alicante.... jeje tu lo sabes bien...
Pues es verdad, a veces hay que ser valiente se quiera o no.
Un beso, linda carita.
Natacha.

Espero tu mail de las fotos. Si quieres.

Nuria dijo...

No llores cosita linda. No llores y si es así que sea siempre por alegría. Me estàs emocionando a mi jajaja
Venga, vamos a reirnos que la vida es para eso. Para reir, reir y reir.
Un abrazo grande y que todo el trabajo que ahora te ocupa te salga bien.
Mua

Natacha dijo...

Nuria, Eran de alegría, de veras, por saber que nos apreciamos, que nos echamos de menos... es todo tan hermoso.
Buenas noches, mi cielo
Natacha.

Elsis dijo...

Yo decidí ser valiente cuando me di cuenta de que la cobardía me paralizaba y no me dejaba avanzar en la vida.
Te puedo asegurar que hoy gracias a eso soy feliz.

Besitos, mi niña preciosa!!!

Tawaki dijo...

Así a bote pronto me dan tentaciones de contestar que sí, pero si me paro a pensarlo creo que la respuesta es no. Un análisis profundo de las situaciones diarias a las que nos enfrentamos nos enfrenta con nuestros miedos.

Un abrazo.

Natacha dijo...

Elsis, es que tu llegaste a un nivel... no todos estamos a tu altura. Espero saber ser valiente... algún día.
Un beso, mami linda.
Natacha.

Natacha dijo...

Tawaki, al menos eres valiente por reconocerlo.... eso es algo muy importante.
yo tampoco lo soy, pero lo conseguiré... a lo mejor
Un beso, lindo
Natacha.

libra dijo...

Valiente...depende. Ante situaciones en las que tengo que tomar una decisión pues sí me considero echada pa´lante, pues considero que a veces tengo que asumir riesgos para lograr algo que quiero,al menos hasta ahora,...pero después, pues le tengo miedo a algunos insectos y demás bichos que no puedo ni nombrar, me da miedo la velocidad en el coche...

Besitos guapísima.

Marinel dijo...

Me encanta Mafalda y sus amigos.Qué profundos son los dibujos de Quino...Apenas se ponga linda me avisan...¡como me gusta!.
Yo no soy nada valiente, pero nada, nada.Se me suelen reir por ser sensible de narices y emocionarme por tantas cosas...
Sólo me considero valiente en las cuestiones relacionadas con mis hijos.Si hay que ser valiente por ellos...yo, la que más, aunque por dentro me tiemble hasta el espíritu...
Besos.

Natacha dijo...

Libra comparto contigo esa sensación, a veces en la vida te muestras arrojada y valiente y después pequeñas cosas te paralizan... Todos tenemos nuestras fobias... algún día hablaremos de ellas...
Un beso, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

marinel, yo por mis hijos haría cosas que no haría por mi misma... eso es lo que te da fuerza... el amor a los hijos es irracional completamente.
Un beso, linda
Natacha.

Sendieva dijo...

Hola guapetona, de mi dicen que soy valiente, yo creo que soy normal ni un extremo ni otro, aunque tambien creo que es más la situación en la que estés, ¿con tu hijo? serías lo más valiente del mundo!!!, sin pensarlo, pero con otra persona no serías igual. De pequeña he sufrido mucho miedo, y sueños muy extraños que me lo hicieron pasar muy mal, y me quité el miedo de la peor manera, con 14 años, metiendome sóla por la noche en el pinar, ¡miedosa y loca! jajajajaja, creo que tener valor es también importante, que es una virtud, pero en su justa medida. Ahora vivo perdida por el campo sin vecinos ni nada y me dicen que si no me da miedo y contesto ¡miedo! soy más feliz aquí que en el mejor piso del mundo. Muchos besos bella mujer. Muchos Muchos.

Natacha dijo...

Sendieva, no se si podría vivir en medio del campo de día si, pero de noche... con tantos ruiditos...
También tuve mil pesadillas.
Se pasa tan mal...
Un beso linda mía.
Natacha.

V dijo...

Uf! Vuelvo a tirarme al agua. Con los ojos bien abiertos. A ver si esta vez la valentía no me sale cara...

Silvina Mora dijo...

Es que hay que tener ganas de afrontar la realidad!!! No, es un chiste, aunque tampoco es fácil. Y eso de ser cobarde, depende de la situación, supongo, el tema es muy amplio y uno puede decir tanto y quién sabe? Pero encarar la vida no es nada fácil, eso si, quién nos quita lo bailado?
A propósito, ya te incluí en mis links.
Besinis!!!!!

WALLACE dijo...

lo comodo sin duda es que los problemas te los solucione otro, yo reconozco que antes lo practicaba, pero ya me voy metiendo a resolverlos yo.

El valor de la amistad dijo...

Que razon tienes, hay muchas ocasiones en las que nos es muy dificil salir adelante, nos asusta afrontar determinadas situaciones y eso hace que nos estanquemos y no avancemos.Pero cuesta salir adelante y asumir lo que estamos viviendo.Muchas veces me gustaria ser mas valiente y afrontar las cosas tal y como son pero me resulta muy dificil asimilar que pueda perder algo para siempre.

Un besazo.

El valor de la amistad dijo...

Que razon tienes, a la hora de afrontar situaciones adversas tendemos a ser cobardes, nos asusta afrontar lo malo. Hay momentos en tu vida que no te esperas y que no terminas de asumir, de afrontarlos por ese miedo que nos invade. Hay ocasiones en las que me gustaria ser mas valiente y asumir facilmente lo que estoy viviendo.

Un besazo.

Natacha dijo...

V ánimo, que el mundo es de los valientes... ya nos contarás.
Un beso preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Silvina, tienes razón, depende mucho de las circunstancias.. de lo que ganas o pierdes.
Un beso, linda
Natacha.
gracias, cielo.

Natacha dijo...

Wallace, todos vamos creciendo, ¿verdad? afrontar nuestros propios problemas no es fácil...
Un beso, guapetón
Natacha.

Natacha dijo...

Valor de la amistad... es muy duro arriesgar, es verdad... pero, a veces, es necesario aunque doloroso
Un beso, gracias por venir.
Natacha.

@ngelito dijo...

Arriesgar es avanzar en el viaje de tu vida, no arriesgar es estancarte en el camino y conformarte con lo que tienes y con la infelicidad que te invade.

Saludos y ánimo a tod@s.

Natacha dijo...

@ngelito, creo que en ocasiones, no es así de facil, ojalá solo fuera una cuestión de elegir...
Un beso, lindo
Natacha

@ngelito dijo...

Claro que no siempre se puede arriesgar por las circunstancias en las que te encuentres, pero hay que tener presente el hecho de que quedarse estancado, solo te lleva a la rutina, a quedarte plantado y sin ver mas allá de lo que tienes.Pero supongo que cada uno debe saber bien lo que hacer con su vida.

Un beso

Natacha dijo...

@ngelito, envidio tu determinación. Hay que tener las cosas claras y ser muy "adulto" por dentro para decidirse así...
Fijate, aunque sepas bien qué hacer con tu vida... enfrentar la realidad puede ser tan doloroso o difícil... en alguna ocasión preferí cerrar los ojos... y paso lo que dices... estancamiento, arrepentimiento...
Eres valiente, amigo. No cabe duda.
Un beso, y gracias por tu amabilidad
Natacha.

@ngelito dijo...

No creas que soy valiente, pero me han ocurrido cosas en mi vida que me han hecho aprender, mi infacia no ha sido muy buena. Por eso pienso que hay que avanzar siempre adelante y darlo todo por mejorar nuestra calidad de vida y sobretodo por VIVIR.

Un beso

Natacha dijo...

@ngelito, pues veo que tenemos cosas en común.... pero igual que a tí, una mala infancia te estimuló, la mía me acobardó para casi todo...
Pero estoy en ello, jejej. Que ya es hora.
Besitos,
Natacha.

@ngelito dijo...

Desde aquí te mando todo mi apoyo y energía positiva para que todo fluya a tu favor y consigas todo cuanto desees obtener.

Un beso.

Natacha dijo...

Gracias angelito, te siento cerca y eso es maravilloso.
Un beso también para tí.
Natacha.

Pedro dijo...

Enfrentarse a uno mismo es un signo de mucha valentía. Y si encima ganas la batalla...
Eres muy valiente, Natacha, aunque no lo creas.
Besos.

Natacha dijo...

Gracias Pedro. Eres un amor.
Un beso cariñoso para tí.
Natacha.

Alu dijo...

No creo que sea nada valiente, me pienso las cosas demasiado y soy muy indecisa. Saludos!

Natacha dijo...

Alu, también lo soy, aunque cada vez que cumples un año más... la vida te va arrinconando y obligando a tomar decisiones... llega un momento donde no sirve cerrar los ojos....
Un besito, preciosa
Natacha.

Sandra... dijo...

ahh, veo que somos "socias del mismo club" en lo que a valientes se refiere!
Qué divino el dibujito :-)

Natacha dijo...

Sandra, es encantador el dibujito. Me gustó mucho. Me inspiró el post, jeje.
Asi que otra valiente ¿eh? bueno, qué le vamos ha hacer, no somos perfectas... nunca lo dijimos.
Un beso, cielo
Natacha.

Silvia PR dijo...

De niña era mas valiente que de mujer .

Natacha dijo...

Bueno, silvia pero eso es normal. Los niños no aprecian el peligro por ejemplo de igual manera que los adultos....
Un besito, linda.
Natacha.

"Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños."

Kalil Gibran
.