Voy a seguir hablando de paz... aún en medio de una guerra. Seguiré gritando incluso cuando otros callen.

lunes, 24 de agosto de 2009

Chiquitita...

"Mamá qué es esto...?" le pregunté una vez... sosteniendo en mis manos una bolsa de compresas...
Yo tenía tan solo siete u ocho años... curiosa incansable, agotadora de adultos, cansina hasta el límite... que a pesar de casi nunca encontrar respuestas, no paraba de soltar por la boca lo que por mi cabecita pasaba en cada momento...



"Mamá... ¿Qué es esto?" ¡Quita! dijo arrebatándomelo de las manos y poniéndolo de nuevo en la estantería de la droguería... "Son pañuelos de papel... Pues quiero un paquete, ¿me compras? Noooo, pesadísima..."

"Abuela, ¿Qué es esto...?"
Misma cosa, misma droguería, mismas compresas...
Tachita, son compresas, para las chicas mayores, cuando las necesites, yo te las compro... "Ah... pero, yo ya soy mayor... ¿me compras...? No, pizca, aún no..."

¡¡¡Era tan dificil!!!! por dios...

Así ocurrió, que cuando tuve mi primera regla, no se lo dije a nadie y con la inconsciencia que siempre me caracterizó, y en contra de lo que se oía circular por los sectores "más avanzados" de mi clase...de que una no podía ducharse ni lavarse la cabeza durante la regla... (bajo serio peligro de muerte) yo, con mis once añitos pensé... "Bueno, si he de morirme, que sea en mi primera regla".



Y allá que quité mi ropita, la puse sobre la banqueta, bien doblada, tal como me habían enseñado, el último ritual... mis braguitas manchadas (que tiré a la basura para que nadie supiera...) y apretando los puños y mucho los ojos, me dejé morir bajo el agua caliente que se teñía de rojo cerca de mis pies... como si realmente estuviera muriendo...
Por el sumidero se iba marchando mi vida... minutos interminables... Recuerdo que pensé ¿Cuánta sangre tendrá que salir para que todo acabe...?

Mi gatita negra, que se sentaba al borde la bañera siempre que me duchaba., me miraba insistente y cuando abrí los ojos, por fin, allí estaba, con la cabeza ladeada, preguntándose, porqué su adorada niña de las coletas hoy no le prestaba atención, ni le salpicaba hasta hacerle bajar al suelo por unos instantes... mientras se reía y le contaba cosas sin sentido...

No morí aquel día... y gracias a eso... pude lavar mi cabello y mi cuerpo justamente cuando más lo necesitaba... Total, había superado heridas mucho más graves y dolorosas que esa... nadie me había hecho daño en esta ocasión... Era mi herida, mi sangre... mis cosas.... y además, había oído,que gracias a aquello, algún día podría tener un bebé al que amar más que a mi propia vida... Aunque eso sí, ahora había que tener cuidado con los chicos... por alguna razón que yo desconocía...



No sé cuántas señoritas murieron en el intento, pero yo tuve suerte... Creo que mi gata ahuyentó la muerte y luego ya... no se atrevió a venir a buscarme... je, je.


A pesar de todo... tuve que comprar mis compresas durante meses, con los ahorros de los Reyes Magos... Creo que mi abuela habló con mi madre. Un día apareció un flamante paquete sobre mi escritorio... sin instrucciones, sin una sola palabra, sin compañía...

Y creces, sin remedio... a empujones si hace falta...


Y aquella "Chiquitita", creció sin saber que "Las estrellas brillaban por ella, allá en lo alto..."




Otro día os cuento lo del primer tampon, ja,ja,ja,ja. Qué sudores, madre mía... qué ternura, señor...

¿Qué leyenda te contaron a tí sobre la primera regla...?
Chicos... contarnos lo que queráis, vosotros mismos... jejeje. Estoy segura de que también habría leyendas rondando a los chicos sobre el tema.

Un beso,

(Gracias Candela, por hacerme recordar)

123 comentarios:

Candela Cano dijo...

Chicaaaaa, si hasta se parece y todo. Por la edad, por ocultarlo... Lo tuyo era peor porque te ibas a morir, lo mío era "estar mala" nada más, jajajajaja.

Es muy bonito como lo has contado, Natacha.

Un beso

Carlos dijo...

Pues por lo menos a mi,nunca me han circulado anécdotas hacerca de la regla,sé lo que es,sus síntomas,aun que no los vivo obviamente,y que en el instituto las chicas siempre ponian la excusa de ir al baño con un tampon en la mano el cincuenta por ciento de las veces para fumar y pasar el rato.

Celia dijo...

Es curioso, cómo han cambiado las cosas...
Ahora se sabe demasiado y en otros tiempos todo eran miedos y pecado.
Un beso, bonita.

Natacha dijo...

Candela, jajaj. supongo que todas nosotras lo vivimos muy distinto a como se vive ahora, jeje.
Un beso, corazón y otra vez, gracias por hacerme recordar y poder compartir.
Natacha.

Natacha dijo...

Carlos, jeje. Hay que ver cómo son...
Gracias por tu opinión,
Un beso, cielo.
Natacha.

luisa maria cordoba dijo...

Hola Natacha.Me gusta como has contado tu experiencia, fuiste valiente. Mi primera regla me vino jugando con mi hermana a la comba, eran otros tiempos jaja.
Un besito corazón.
Luisa Mª

Natacha dijo...

Celia, si.. jaja, Hace que me sienta taaaan antigua, ajaja. Ahora las chicas son de otra manera. Mucho más sanas y libres....
Un besito, mi niña.
Natacha.

Natacha dijo...

Luisa, jaja, Saltando a la comba... claro tanto saltar, tanto saltar.... jeje. Si que eran otros tiempos..
Un beso, cielo.
Natacha.

Calvarian dijo...

Supngo que sobre estos temas cada unno tenemos nuestras historias...pa vernos por un agujerito jajaja. Lastimica de juventud
Bésix

DIAVOLO dijo...

A nosotros nos decían que si nos tocábamos ciertas partes demasiado tiempo nos íbamos a quedar ciegos... y aquí estoy, escribiendo en braille, y con mi perrito lazarillo, jajajaja...

Besossssssssssssss.

La terapia de Rafaela dijo...

Bueno esas eran cosas de antes, mi madrecita decía que eran patrañas, que nadie mejor que uno misma sabía lo que le venía mejor... asi que lavarse, ducharse lo que yo quisiera.

bss

Cris dijo...

A mí me vino tarde, a los 14, sólo recuerdo, que mi padre, se sentó conmigo en la cama, y me dijo: Me hubiera gustado que me lo hubieras dicho tú misma, no tu madre.... Y con ese recuerdo sigo. Ahora, tengo una hija que desde antes de tener la regla ya lo sabe todo, son otros tiempos, otra época, y las amigas también ayudan lo suyo. Con mi hija comparto toda la información, y eso que a mí tampoco me fue tan mal con mi madre.... Un saludo, buen post el tuyo :)

Amig@mi@ dijo...

Ay Natacha, me has recordado...
mi primera regla fue en Agosto, y como NO NOS PODÍAMOS BAÑAR, me las apañé para que nadie lo supiera, y me hacía para cuando salía del agua, compresas caseras, a base de papel higienico y un plastico al fondo, jaja, ni que decir tiene que no tuve mucho esa vez porque imaginate esos apaños con una regla normal...
Y mi madre chillandonos porque dedía que si nos comíamos el papel. ;)
Te mando una cosa al correo si lo encuantro :)
jeje

Amig@mi@ dijo...

http://www.slideshare.net/govindasmile/primera-menstruacin-de-mafalda-123320
Lo encontré, te paso el enlace por aquí ;)
Espero que te guste
Ellos son así

Soy la que soy dijo...

Jajaja¡¡¡¡

Mis leyendas "idénticas" a las tuyas.

Cuántos tabúes para al final terminar desterrándolos todos.

Yo pasé de no saber nada, a temer al embarazo... sin pasos intermedios, como si de la ignorancia se pasara a una catástrofe...

Creo que también influyó el estudiar en colegio de monjas, que las pobres se limitaban a señalar en un libro, sin a penas poder expresarse...

Qué tiempos de silencio¡¡¡

Me has hecho reír y recordar mi propia circunstancia ... varias braguitas en la basura antes de atreverme a preguntar.

Jajajaja¡¡¡¡¡¡

Mil besos ¡¡¡

Julia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia dijo...

Jajaja, me hiciste acordar cuando iba a la escuela primaria y una vez por año venían a hablarnos solamente "a las chicas". Esta charla era dada por promotoras de alguna marca de toallas higiénicas así que, al finalizar la misma, nos entregaban un librito sobre el aparato reproductor femenino y el ciclo menstrual y una muestra de toallas (compresas). Lo más gracioso de este "ritual" era que comenzaba por sacar a los varones del salón de clases que se morían de curiosidad por enterarse qué pasaba ahí adentro. Y nosotras nos moríamos de vergüenza porque "eso" era "cosa de mujeres" y después porque seguro los chicos ya estaban enterados del asunto.
Gracias por el recuerdo que me ha hecho comenzar el día con una sonrisa!
Besosss.

RECOMENZAR dijo...

me encantó descubrirte volveré por mas ...........besos van

Adolfo Payés dijo...

Interesante tema abordas en tu entrada hoy, ami me toco vivir eso, mi hija mayor estaba acercándose a esa etapa de su periodo, y estaba asustada, soy padre que me toco solo criar a mis dos hijas desde muy pequeñas, de 2 y 5 años, en fin, me tuve que meter a las bibliotecas para informarme de todo eso, y comencé junto a mi hija la lectura. Con el tiempo de lectura y de conocimiento en la materia.. se le fue el miedo a mi hija y cuando llego el momento, todo estaba normal, sin miedo..

Un abrazo
Saludos fraternos

mariajesusparadela dijo...

Yo tuve suerte:dos hermanas mayores y una madre. Lo sentí tan natural, al principio, como "latoso"...hasta dije :"pero, bueno ¿ ésto no se acaba nunca?"

Bitácora del Gran Lobo Gris dijo...

muy tierno su relato del salto a la pubertad, me ha gustado su especial forma de abordarlo e imprimir magia.

Aullidos afectivos a la luna que crece en el cielo

Macu dijo...

Buenoooooo, que recuerdos, hoy miro atrás con un poco de nostalgia, pero en esos momentos, lo que costaba hacerse entender. A mi como a ti, me llenaron la cabeza de miedos y de precauciones, o al menos lo intentaron, porque yo, rebelde con o sin causa, me duche, corrí, salte y me compre el helado mas grande que pude jajajajajaja.
Sin embargo mi hija, desde pequeña ha jugado con mis cosas,zapatos de tacon, barras de labios y por supuesto....las compresa.
Un besazo, tesoro.

Paco Alonso dijo...

Excelente!..un manantial de recuerdos llegaron a mi cabeza
gracias por compartir

cálido abrazo

Antiqva dijo...

Queridisima amiga, que encanto de narracion... ¡Como disfrute leyendo tus palabras!

La verdad es que no tengo ninguna anecdota sobre estas cosas, sobre todo porque entonces habia institutos para niños y para niñas por separado... Nunca revueltos en aquella España en blanco y negro, osea que estas cosas no ocurrian...

Je,je,je...

Bueno, si como anecdota aquel dicho de mi hermana, que de vez en cuando me decia:

-Niño, estate quieto de una vez, que te mueves mas que la compresa de una coja...

Je,je,je

Trasto que era uno...

Un abrazo, querida amiga

Aldhanax Swan dijo...

La regla, cuántas historias. Para mí fue algo como muy normal y me sentí muy pero muy importante, porque mi mamá me había dicho que te hacías señorita y yo quería ver qué era eso. Pero nunca ocurrió, seguí igual, no hubo ningún cambio interior más que protestar todo el verano porque esos días no se podía ir a la piscina.
Lo que si me habían dicho era que no podía lavarme el cabello porque se te iba la sangre a la cabeza y te volvías loca, no sé si será por eso que estoy así jajajaja.
Un millón de besos.

Adrisol dijo...

que tema para hoy!!
creo que mi generación sufrió muchisimo con ésto...
al menos en mi casa, no sabía nada.
casi me muero cuándo menstrué la primera vez...
no había diálogo y era muy difícil pregutar.
también se decía que no había que lavarse la cabeza ni bañarse,aunque jamás le hice caso....es cuándo mas hay que lavarse!!!!

besos,reina

Jorge Fenix dijo...

Que barbaridades que se decian en otra epoca, y no precisamente en la edad media. El texto me hace recordar la escena de la menstruación en las duchas en el filme "Carrie", basado en la novela de Stephen King.
Recuerdo que siendo yo tambien muy joven tuve un sueño erotico que acabo en un despertar diferente, uno que venia acompañado de una substancia completamente nueva para mi. Lo tome con calma pues supuse que debia ser algo natural, pues ya sabia que mi cuerpo estaba en proceso de cambio. Me encontre como por arte de magia con libros de sexualidad que de prontro estaban a mi alcance en la sala de estar y consultaba tambien la biblioteca. Menos mal que uno siempre fue autodidacta,y atento a indirectas. Para cuando llegué al primer beso y otras primeras ocasiones, felizmente ya sabia lo que hubiera que saber.

sinkuenta dijo...

Lo primero que voy a comentar es el tremendo contraste que existe entre la actitud de entonces y la de ahora con respecto al tema... en mis tiempos todo era secreto, algo que comentábamos con nuestras compañeras del cole que, realmente, eran las que nos informaban del tema con pelos y señales. Nuestras madres estaban asustadas de tener que compartir con nosotras esos momentos de intimidad en los que la tensión se cortaba con cuchillo... Pero, gracias a Dios, hoy se puede hablar libremente de algo tan natural como la regla... Yo recuerdo los primeros momentos con la angustia de tener una conversación a solas con mi madre... recuerdo que mi padre, cómplice, vino esa noche a mi cama a darme un beso de buenas noches sin mediar palabra y luego... la espantosa incomodidad y el terror de unas abundantes descargas que me hacían la vida difícil...Bueno, no sigo... Un beso y me alegro de que no te murieras jaja

myself dijo...

Me ha encantado la dulzura con la que expresas tantos sentimientos juntos.
Yo me parezco mucho a ti en este aspecto y durante meses nadie supo nada ya que yo quería disfrutar de la playa y si se enteraban me lo prohibirian.
En fin Natacha un placer leerte, besines.

Soñadora dijo...

Natacha, me dió mucha ternura la forma en que lo narraste. En mi caso, me vino a los 10 años y para mi buena suerte en una temporada en la playa con la esposa de mi hermano mayor, al notar que había días en que no se bañaba en el mar, le pregunté y me informó acerca de la regla. Yo vivía en esa época con mi abuela y cuando me vino, salí del baño con mucha dignidad y le dije: "mamama, me ha venido la regla". Casi le da un infarto, llamó desesperada a mi mamá para que viniera a "explicarme" lo necesario y comprarme las dichosas toallas higiénicas, pero cuando mi mami llegó nerviosa le dije que no se preocupe que ya mi cuñada me había explicado todo! jajja
Acá también circulaban las leyendas de que en esos días no había que bañarse ni lavarse la cabeza.
Besitos,

Duncan de Gross dijo...

Excelente tu relato, tierno, yo estuve desde peque hasta 1º de BUP con los jesuitas y solo sabía de las chicas: que no eran de fiar y que orinaban raro, jajaja, ;-)

X dijo...

A) Post cojonudo, me ha encantado. :-)

B) Me encantan los anuncios de compresas. xD

C) Nunca jamás he hablado con mis padres de sexo... y lo agradezco. Hay cosas, como las compresas que aparecieron en tu escritorio, que deben ser así.

Antonio dijo...

Bueno, como soy muy curioso siempre observaba a mi mamá, ya que antiguamente no había el adelanto en cuanto a toallas higiénicas y ellas usaban unas toallas de género cuadradas chicas de aproximadamente 20 x 20 centímetros y las que guardaban celosamente y yo siempre preguntando que era eso y nunca me dijo hasta que una vecina me explicó que eran y para que usaban.jajajaja
Con el tiempo ya era de lo más normal con mis hermanas que ya usaban las nuevas tecnologías en cuanto a toallas se refiere.
Y eso de morirse, de no lavarse el cabello o bañarse inclusive, ya que se podía morir o volverse locas, era verdad que inculcaban antiguamente estos mitos.
Muy tierno el tema tratado mijita.

Un besito Natacha.

S0y la Que No Buscas dijo...

Me encanta como lo has relatado, muy tierna historia.!!

Besos Xd

Estela dijo...

Antes la regla era un misterio..y recuerdo que no nos podiamos duchar jejeje...ahora cuando veo los anuncio de las compresas son subrelaista parece que se hayan tomado algo raro...como cambian los tiempos.

Un abrazo!!

Diosaoasis dijo...

Un poco trágico. A mi no me paso así.
Saluditos.

YoSusan dijo...

Yo tenía once años y ese día no fui al cole, pero el mejor recuerdo me lo dió mi padre cuando al volver del trabajo me encontró sentada en la cama llorando por el dolor y se sentó a mi lado, creo que estuvo casi unas dos horas conmigo, contándome porqué me ocurría eso y hablando de mil cosas más. Y todo transcurrió con normalidad. Yo tengo 46 años y siempre he creido que no importan los tiempos y las costumbres, sino las personas, son las que marcan los hechos.
Desde antes y aún hoy siempre se sienta a mi lado en la adversidad y me ha enseñado a hacerlo con mis hijos.
Es un gran hombre.
Saludos

Genín dijo...

No, yo nunca estuve involucrado en nada de reglas, lo típico, de escuchar a los mayores de las charlas de los tíos en el colegio fulanita "Está con el tomate" en plan despectivo, y cosas así, nada especial.
Tu historia la disfruté por tierna.
Besos y salud

Carla dijo...

Muy buena esta entrada.
Yo sufria porque a todas mis compañeras le venia y a mi no, recien fue a los 14 años.
Tenia miedo (cuando tenia 12 de no poder quedar embarazada porque tenia la fantasía de que no me iba a venir nunca)
Lo que aprendí de grande fue que por suerte no me vino de tan chica!!!
Y si, a mi también me decían lo de no bañarse, jejejej...
Las cosas que a uno le dicen, las leyendas y mitos que hay detrás de tantas cosas!

Carla dijo...

Ah! una compañera, cuando le pregunte como era me dijo que era como cuando abrías una caniya. Y yo me imagino eso! Por suerte le pregunte a mi mamá, y ella me dijo: ¡¡¡¡Pero, no!!!

seo dijo...

jejejejeje dios gracias que yo ya soy de otra epoca y no me toco vivir el miedo al baño, porque te juro que si no me pudiese bañar me daria un patatus

yo creo que todas o casi todas lo hemos ocultado el primer dia o asi por vergüenza tal vez o por miedo no se.

la mia como que fue tan tarde que casi me pilla con años para la menopausia. ya mi madre se pensaba que tenia algo malo y yo encantada porque no me sentia mal ni tenia los problemas que contaban mis amigas

una entrda muy curiosa y sincera

lo d los tampones merece una entrda a parte. lo que cuesta ponerse el prmiero madre jejejje


un besazo cielo

bichita23 dijo...

Natacha que grato haces momentos que para algunas han sido incomodos o tabus, parecen cuentos graciosos.

En lo personal estaba preparada, mis padres fuerón siempre tiernamente abiertos, yo sabía que en cualquier momento iba a pasar, es más ellos disfrutaban ver como su niña se hacía mujer,para lo que si no estaba preparada es que el día de mi primera mestruación yo estaba solá en casa y sabes por qué ? porque mamá estaba dando a luz a mi hermano menor 23 de noviembre, me mire y me dije aqui esta, y ahora quería a mi mamá, mi corazón latia algo nueva sucedia en ese momento me dije ya soy mujer. Comparto plenamente lo dicho por Yo Susan
Un beso Cariño y grtacias por visitarme

Tawaki dijo...

Sin tener ni idea de lo que se siente, como es lógico, me estremezco al pensarlo. Cuánta falta de información y cunánto pudor, ¿verdad?

Un beso.

Bowman dijo...

Me ha debido tratar extrañamente la vida para estas cosas pues, al igual que me convertí en un experto en sujetadores (sostenes) tras pasarme unos añitos vendiendo lencería, ser hombre no ha sido impedimento para hacerme un especialista en reglas, ja, ja.

Se lo debo todo a la educación igualitaria que nos dió mi madre desde niños, a la buenísima y completa educación sexual que también recibimos desde pequeños en casa.

En fin, las tareas de la casa incluían las compras. Todas las compras. Así que me acostumbré a comprar tambien las compresas (y los tampones), de mi madre primero y de mi hermana tambien después. Y nada de ir al super, como ahora, y cogerlas del estante, no; a la farmacia a pedirlas de viva voz, especificando claramente marcas, grados de absorbencia, con o sin alas (cuando salieron), etc.

Sólo sentí vergüenza una vez, la primera que me encontré en la calle con mi amiga "Blondie" y se sorprendió de verme en la bolsa los OB y las Evax, ja, ja, pero a partir de aquel día resultó natural.

Las conversaciones que mantenía con mi primera novia acerca de sus dificultades para ponerse un tampón tambien fueron épicas (y admito, lo lamento, cierto grado de interés particular en ello ya que, si no entraba un tampón... ja, ja, de otras cosas no hablemos). El día que lo consiguió, salimos juntos a celebrarlo.

Ya casado, mi mujer y mi hija gozan de la misma tranquilidad, en caso de emergencia, para pegarme un grito y mandarme a por compresas. No necesito más datos; ya sé lo que le va bien a cada una.

Por eso me enorgullece, viendo las dificultades y dudas a las que algunas amigas aquí tuvieron que enfrentarse, que tanto mi hermana como mi hija, cuando llegó el momento, sólo tuvieron que decir "Mamá, ya", con pasmosa naturalidad.
Y que, a la pregunta "¿Sabes dónde están, verdad?" la contestación fuera, en ambos casos: "Sí, ya está, ya la llevo puesta".

Besos

Autores Reunidos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natacha dijo...

Calvarian, jaja, por eso lo cuento... así nos ahorramos el agujerito, jaja.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Diavolo, jajajaja. Eres el colmo.. gracias por las risas, cielo.
Un beso, bonito.
Natacha.

Natacha dijo...

Rafaela, así debería ser. Me hubiese gustado ahorrarme el susto, jeje.
Un besito, querida amiga.
Natacha.

Natacha dijo...

Cris, eso es estupendo. Siempre quise tener una hija... pero bueno, tal vez algún día tendré una nieta... jeje que me necesite alguna vez.
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Ay Montse, que odisea, jajajaja. La de cosas que hacemos por miedo, vergüenza... pero es tierno recordarlo...
Un beso. Voy a ver eso que me mandas.
Natacha.

Natacha dijo...

Montse, jajaja. Qué bueno... mira tu, el listo que todo lo sabe, jeje.
Vaya dos.
Gracias mi niña.
Un besote.
Natacha.

Natacha dijo...

Soy la que soy, jejej. Las monjas hacen estragos...
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Julia, en mi cole no hacían esas cosas.... aunque era un colegio de pijos sumus... se ocupaban más de otros asuntos más... materiales, jeje.
Mis informaciones eran laterales, siempre, jejeje.
Un beso, bonita....
Natacha

Los chicos... ese gran misterio, jajajaa.

Natacha dijo...

Recomenzar,
Hola guapa. Pues encantada de verte por esta luna.
Ven siempre que te apetezca. Estamos encantados.
Un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Adolfo, vaya, si que fue complicado. Debe ser muy dificil crias dos chiquititas tu solo... pero estoy segura de que te adoran y de que lo has hecho siempre con cariño...
Gracias por compartirlo, cielo.
Un beso
Natacha

Natacha dijo...

maria Jesús, jajaja. Es cierto, Una no sabía cuanto duraba "aquello" lo mío siempre ha sido corto, uf.. menos mal...
Besos, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Bitácora, gracias por tus palabras. Me gusta que te haya gustado compartir esto con todos.
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Macu, si que las cosas cambian, afortunadamente... Lo pasamos mal ¿Eh? jejeje.
Bueno, ahora podemos reirnos y remediarlo con las siguientes generaciones tal como tu haces con tu hija y yo con los míos..
Un beso, mi niña.
Natacha.

Natacha dijo...

Paco, gracias a ti, por venir, leer y dejar tus palabras.
Un beso, lindo
Natacha.

Natacha dijo...

Antiqva, jajaja. Me matas con tus frases.. jeje. La verdad es que debe moverse bastante, jajajaja.
Un besazo, precioso
Natacha.

Natacha dijo...

Aldhanax, jajaj. ¿Volverse loca? jeje.Me muero, esto cada vez es más disparatado, jejeje.
Es muy divertido leeros. Me encantan vuestras opiniones tan frescas y desenfadadas... Muchas gracias, en serio.
Un beso, bonita.
Natacha.

Seguro que te convertiste en una linda señorita al final.

Natacha dijo...

Adrisol. Vaya... veo que lo de lavarse... era mundial, jajaja.
Qué cosas.... ¿De dónde se sacarían aquella idea...?
Un beso, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Jorge, primero bienvenido, después de tanto tiempo...
Y si, supongo que hay veces que los padres no saben cómo afrontar según que temas y dejan "así como el que no quiere la cosa..." libros por encima de las mesas, jajaja.
Muy buena anécdota la tuya.
Gracias por compartirla, cielo.
Un beso, amigo.
Natacha.

Natacha dijo...

Sinkuenta, jaja. Si no me morí... pero me preparé no creas.....
Ay... aquella época tenía cosas buenas, pero la comunicación... brillaba por su ausencia.
Los dichosos tabues absurdos. Menos mal que de todo se sale, ¿Verdad, amiga?
Te mando un beso grande, grande. Querida amiga
Natacha.

Natacha dijo...

Myself... gracias bonita. Creo que somos muchas las que lo pasamos relativamente mal con este asunto.
Compartirlo le quita hierro y nos pone una sonrisa, al cabo de los años...
Un placer verte por esta luna, mi cielo.
Un beso,
Natacha.

Natacha dijo...

Soñadora, estoy impresionada de lo extendida que estaba esa creencia. Seguro que tiene algún fundamento...
Eso de tener hermanas, cuñadas, primas mayores... es una ventaja. Yo solo tenía un hermano mayor... que no me prestaba mucha atención, jajaj.
Un beso. Gracias por contarnos, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Duncan, jajajaja. Como tu... un montón...
Ah, y los que orináis raro... sois vosotros, jajaja.
Un beso, lindo gatito.
Natacha.

Natacha dijo...

X, jejeje. Bueno, es posible, aunque te advierto que a mi me hubiese gustado al menos, que respondieran a mis preguntas, jeje. Nada más.
Gracias por venir. Vuelve cuando quieras.

Un beso,
Natacha.

Los anuncios de compresas son algo... surrealistas, ¿A qué huelen las nubes...? uffff, jeje.

Natacha dijo...

Antonio, y tu pensando qué sería aquello que guardaban con tanto celo, jajajaja. Hay que ver cuántas tonterías.... Buena vecina, si señor, jajaja.
Gracias mijito, por estar ahí.
Besos, querido amigo
Natacha.

Natacha dijo...

Soy la que no buscas.
Gracias a ti bonita, por tus encantadoras palabras y por venir.
Un besito, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Estela, jajaja. Es verdad... antes se lo decía a X, eso de ¿A que huelen las nubes? y cosas así... parece que se han fumado algo, jajaj. No lo entiendo muy bien.
Vale que tener la regla no es un drama, pero vamos que pase a ser una juerga... jajaja.
En fin...
Un beso, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Diosaisis, no mujer, trágico, no... No te imaginas con qué naturalidad esperé morirme aquel día, jajaja.
Me alegra que tu lo pasaras mejor...
Un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Susan, pues es una verdadera suerte contar con un apoyo así en la infancia... Estoy muy de acuerdo.. no es la época, son las personas...
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Genín, jeje. Gracias por acompañarnos, cielo.
Un beso, amigo.
Natacha.

Natacha dijo...

Carla, es que con 14 es muy tarde. Creo que lo normal o habitual es a los 12, pero has visto que no eres la única.. jeje.
Llegó, eso es lo que importa, jaja.
Un beso, preciosa.
Natacha.

Me tienes que explicar que es eso de la "caniya" jeje. No tengo ni idea. Me gustará aprenderlo.

Natacha dijo...

Seo, pero bueno... al final llegó, ¿no? jajaja.
El primer tampón, merece sin duda un post aparte, jajaja.
Sudores y sudores... ¿Porqué será tan dificil? jajaja. Ay....
Un beso, mi niña bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Bichita, seguro que tu mami luego te acompañó... pero también qué puntería tu hermano... Nunca olvidarás la fecha, claro, jeje.
Gracias por compartirlo con nosotros, cielo.
Un beso,
Natacha.

Natacha dijo...

Tawaki, si... un poco triste, pero bueno, aqui estamos. De falta de información no se muere nadie, ya lo ves, jejeje.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Bowman he hecho eso mismo con mis hijos. Seguro que ellos no tienen nuestras dudas.
Jaajaja, me imagino la preocupación por que no cupiese aquel pequeño artilugio, jajaja. Mira, y luego hasta cabe un niño, jajaja.
Qué pena, jajaja.
Besos, cielo.
Natacha.

Pato´s dijo...

A mi gracias a dios me esplicaron td antes de que me pasara! Pero ahora ya no hay tabues , es mas , me parece que los chicos estan mas adelantados que nunca , pero bue asi es la vida y las cosas hay que aceptarlas tal cual son!

Besitos de chocolates:)
Natacha que tengas un bellisimo día:)

Carlos dijo...

¿Pero lo has leido?

Natacha dijo...

Carlos, lo del baño? pues si, claro, jaja. Leo cada comentario. ¿Cómo podría contestarte sino...?
Te extrañó mi respuesta supongo... Me hace gracia que algunas chicas utilicen eso como excusa para fumar o salir al baño... eso me hizo reír. Nunca lo hice...
Un beso,
Natacha.

Carlos dijo...

Vale que seas una doctora Love pero no digas nada hombre,si no mato a Carlos jajaja

alma máter dijo...

A pesar del mal trago que pasaste, lo has contado con una dulzura que me ha encantado!!!

Mi primera regla fue... normal. Ya estaba yo al tanto, más que por mis padres por mis amigas.

Un besote guapa!!!

bibliotecaria dijo...

Hola amiga, qué emoción al leer tu narración. Yo tampoco quería que nadie se entere, porque mi madre nunca me había hablado de eso... cosa que no ocurrió con mis hijas, por supuesto... Un beso grande.

Natacha dijo...

Carlos, jajaja. Me callo, no lo mates, porfa, jajaja.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Alma.... es que una es dulce como un lacasito, jajja.
Gracias mi niña por venir.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Bibliotecaria.. ay que somos muchas con una historia parecida, jaja. Que mamis más poco preparadas...
Un beso, bonita. Me gusta verte por aquí.
Natacha.

Elsis dijo...

Mi tesoro, qué forma tan dulce de contar esta historia.
Te imaginás que lo mío fue terrible, nadie te preparaba para ese momento.
Un día decidí que me iba a bañar y a lavar la cabeza aunque me costara la vida.
Y ahí apareció eso de que la sangre se me iba a subir a la cabeza y que iba a enloquecer, ja,ja,ja!, bueno, de loca tengo bastante, será por no haber hecho caso?

Te quiero mi preciosa, besitos!!

mami Elsis

Leinad23 dijo...

Jajaja, bueno yo no he sido mucho de preguntar sobre la regla, pero me acuerdo cuando era pequeño, 6 o 7 años, que añguien nos dijo que las chicas se quedaban embarazadas por el ombligo, y claro nos veías a todos los chicos, alejándonos del ombligo por si acaso, con el que la dejabas embarazada o no lo sé o no me acuerdo, jeje

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Soy el mayor de seis hermanos y recuerdo el día que mi hermana tuvo su primera regla.Pregunté en el alboroto de mi casa y me mandaron a....Claro erán otro tiempo.
Un fuerte abrazo

Natacha dijo...

Elsis, mami, vos no sos una loca, jaja. Sos adorable.
Te quiero, mami preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Leinad23, jjajaja. Por el ombligo... jajaja. No lo había oído nunca, jejejee.
Gracias por contarlo, mi niño
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Jose Antonio, jejeje. Si, si otros tiempos... seguro que aún ocurre en muchas casas...
Te estoy imaginando, pobrecito, sin saber qué pasa jajajaja.
Un beso, cielo.
Natacha.

SOMMER dijo...

Tierna, como la vida misma.
Lo del primer tampón espero no perdérmelo....

~~ ♥ Luci ♥ ~~ dijo...

Me dio mucha ternura leerte, hermanita linda!
Yo era una mezcla de mujer independiente y niña traviesa, así que imaginate que cuando me vino por primera vez estaba jugando a las muñecas con mi vecina, jaja! Sentí un dolor fuerte en la barriga, y cuando fui al baño, oh sorpresa!
Pero gracias a mi madre que me había informado, no lo pasé tan mal. Me bañaba todos los días sin ninguna culpa ni temor.
Eso sí, no había compresa que me aguantara... necesitaba dos o tres juntas, parecía un deshielo de montaña en verano, jajaa!
Gracias por regalarme esta sonrisa, hermosa :)
Te quiero

Abriles dijo...

Lindo!
Lo cuentas lindo, así fluye.
me alegra haberte visitado.
un abrazo desde cerca

ANAROSKI dijo...

Jajaja, me has hecho recordar yo tenía casi trece años, me faltaba un mes para cumplirlos. Y me pasó lo mismo, nadie me había hablado que me iba a pasar, y que debía hacer, y recuerdo que lloraba y lloraba, pues yo no quería tener eso, yo no quería ser una mujer, que eso fue lo que me dijo mi madre. Yo quería seguir siendo niña, recuerdo que al principio me asusté muchísimo, sangre ¿esto que es?, y lo oculté tres días, haciendo lo mismo, tiraba las bragas y me ponía papel higiénico tonta de mí. He de reconocer que fue un poco traumático. Ahora mi hija tiene 9 años y a la vuelta de la esquina le tocará a ella, y os juro que no sé cómo ir preparando la historia para que no lo pase tan mal cómo yo. Rezaré a Dios para pedirle ayuda.

Un beso muy fuerte.

Sergio dijo...

Natacha lo cuentas tan a detalle y tan bonito que haces que ese momento tan difícil que viven ustedes las mujeres (de antes) se vea hasta con gracia, ahora es diferente gracias a Dios hay información de más, las adolescentes de ahora tienen pleno conocimiento de lo que les va a ocurrir en su primera menstruación.

Que te contaré de nosotros, se decía que si te masturbabas te saldrían pelos en la mano y siempre los andábamos buscando, jamás salieron los famosos pelos.

Un abrazo mi querida Natacha

Natacha dijo...

Sommer, jajaja, ya te puedes imaginar... unos sudores, de muerte, jejeje. Aquello no pasaba ni a tiros, jajaj.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Luci,jajaja. Como el deshielo, jajaja.
Bueno, al menos yo no tuve ese problema.. algo es algo, jejej.
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Abriles, bienvenida, cielo.
Me alegra que hayas disfrutado, gracias por tus amables palabras y te invito a venir, siempre que lo desees.
Un besito, linda
Natacha.

Fugaz dijo...

Si es que no sé como hemos sobrevivido a nuestra época...jajajajaja

Cualquier pregunta se tapaba con respuestas a cual más tonta (iba a poner algo peor) y para qué?? Pues para que así no había que dar explicaciones y todos contentos.

Al menos a mi me ha servido de algo, puesto que a mi hija con 9 años le vino y no la pilló por sorpresa, sabía qué era, eso sí, se empeñó unos días en decirme que "vaya!! eso es cosa de mamis y no de niñas..." pero al menos no pensó que iba a morir por ello. ¡Menos mal!

Besitos!

Natacha dijo...

Anaroski, ay... que momentos... Pero debes hablar ya con tu niña... ¡No te pase como a mi....! deja que vea la compresas y tampones y habla con ella con normalidad del asunto.... cada tiempo que pasa ella sabe, porque oye cosas en todos lados... y esperará tener la confianza de hablar contigo. Pero tu eres la adulta, tu debes dar el primer paso...
Un besito, preciosa. Es solo mi opinión, claro, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Fugaz, es cierto. En la mayoría de los casos... por dejadez, porque era incómodo... qué sé yo, incluso por ignorancia pura...
Me alegra que tu niña no tuviera que pasar ningún trago... Que ninguna lo pase ya hoy en día...
Un beso, corazón
Natacha.

Natacha dijo...

Sergio "no muy de antes, eh" jejeje. que acabo de pasar los cuarenta, jajaja.
Es cierto que se pasaba mal...
Nunca había oído lo de los pelos, jajajaja, me muero de risa... Lo de quedarse ciego... jeje, pero vamos, los pelos es total, jajajaja.
Un beso, cielo. Gracias por compartirlo con todos.
Natacha.

diego dijo...

Yo creo que si hay una primera regla para los hombres... Hola, soy diego, soy nuevo,... y esto porque nosotros solo la habiamos visto en una 'toalla' (compresas). Cuando un hombre tiene la primera regla lo es por amor... De eso hay mil historias tan dulces, tan suaves que tambien palpitan...

saludos

dmd

Janeth dijo...

Hola, vengo a agradecerte la visita a mi blog, fue muy grato recibirte,... me encanto el post, recordar la epoca cuando fuimos niños es muy bonito y veo que tu lo recuerdas muy bien, aquellas anecdotas de la niñes que ahora nos parecen comicas tal ves no lo fueron tanto cuando las vivimos, es bonito recordar...

Ojala sigamos en contacto, te enlasare en mis blogs amigos para poder visitarte cada ves que actualices tu blog.
Besitos
Janeth

Bitter dijo...

jajajaja, que lindas y tiernas historias natacha
un beso

Natacha dijo...

Diego, bienvenido a esta luna. Desde luego es hermoso lo que dices...
Me gustará leerte.
Vuelve siempre que lo desees.
Un beso, cielo.
Natacha

Natacha dijo...

Janeth, gracias bonita.
Yo ya te enlacé. Nos visitamos, por supuesto.
Un besito, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Bitter,jeje, solo quise compartirlo. Me alegro si te gustó.
Un beso, preciosa.
Natacha.

Leinad23 dijo...

jajaja, en serio, y como sabes por esas edades, normalmente a las chicas les gusta jugar a papás y mamás, que si te casabas, que si tenías hijos, pues imaginate corriendo por todo el colegio para escapar de las niñas que querían tener muchos bebés. Ains que tiempos xD

Natacha dijo...

Leinad, jajaja. Ya me imagino a las nenas, ¡Ven, vamos a jugar!!! jajajaja.
Ay, que bueno...
Un beso, mi niño.
Natacha.

diego dijo...

tu blog me animo a empezar a ecribir sin tantos silencios...

dmd

Natacha dijo...

Diego, vaya, no sé que decir, salvo que no dejes de escribir. Es tan hermoso compartir...
Un beso, cielo.
Natacha.

Panchu dijo...

Me siento totalmente identificada con esta historia gracias ,porque me has hecho sonreir.Saludos

diego dijo...

me dejas sin palabras tambien, bueno salvo una...

gracias

dmd

diego dijo...

me dejas sin palabras tambien, bueno salvo una...

gracias

dmd

Mariana Marziali dijo...

Natacha, que tierna esta historia, y que duro es crecer de golpe! Por suerte yo crecí muy acompañada, mi mamá siempre nos habló de frente y nos acompañó en el crecimiento, mi primera regla fua tannn esperada, y no llegaba, mis useños de ser mamá se desvanecían cada vez que a una de mis amigas les venía, por suerte a los 16 me hice señorita.
Siempre guardo mis toallitas en el baño y mi hija sabe que son para las chicas más grande y señoras que las necesitan, aún es pequeña, hace un par de años (tenía 4) sacó una toallita del baño e hizo un hermoso collage, la pegó en una hoja y la convirtió en barrilete, una ternura y un dibujo con miles de interpretaciones, entre ellas "el sueño de ser mujer, la libertad de serlo"
Me gustó compartirlo.
Saludos

Mariana Marziali dijo...

Natacha, que tierna esta historia, y que duro es crecer de golpe! Por suerte yo crecí muy acompañada, mi mamá siempre nos habló de frente y nos acompañó en el crecimiento, mi primera regla fua tannn esperada, y no llegaba, mis useños de ser mamá se desvanecían cada vez que a una de mis amigas les venía, por suerte a los 16 me hice señorita.
Siempre guardo mis toallitas en el baño y mi hija sabe que son para las chicas más grande y señoras que las necesitan, aún es pequeña, hace un par de años (tenía 4) sacó una toallita del baño e hizo un hermoso collage, la pegó en una hoja y la convirtió en barrilete, una ternura y un dibujo con miles de interpretaciones, entre ellas "el sueño de ser mujer, la libertad de serlo"
Me gustó compartirlo.
Saludos

Natacha dijo...

Panchu, gracias, cielo, por venir y por dejar tus palabras.
Un besito
Natacha.

Natacha dijo...

Mariana, así debería ser y así hubiera sido si la vida me hubiera puesto en los brazos una niña.... pero no fue así...
Un beso, preciosa.
Espero volver a verte por esta luna.
Natacha.

"Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños."

Kalil Gibran
.