Voy a seguir hablando de paz... aún en medio de una guerra. Seguiré gritando incluso cuando otros callen.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Te dejo...

Yo me voy...
Y ahí te dejo mis zapatos, para que te los pruebes...


Tal vez así,
entiendas cómo me siento...

¿Intentas caminar con sus zapatos alguna vez?
Un beso,

62 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Maravillosa empatía, que a veces nos nace espontánea (según y con quién) y a veces nos resulta casi imposible.

Amig@mi@ dijo...

a veces deberíamos -positivo-
a veces no debríamos -negativo-
Es complicado, en inglés hay una expresión que utiliza esta metáfora, y siempre me gustó.
Un abrazo y me alegro de verte de nuevo por aquí.

€_r_i_K dijo...

Es complicado hacerlo, pero sí, alguna vez calzé otros que no eran los mios, simplemente para saber como sienten sus pasos, y desde luego, enseguida deseé calzarme de nuevo los mios, y no por el dolor de los suyos, sino por acumularlos al mio própio....


Besos Amiga.....

Bitácora del Gran Lobo Gris dijo...

"...Ahora no estoy buscando perdón
Por las cosas que hago
Pero antes de que llegues a cualquier conclusión
Trata de caminar en mis zapatos
Trata de caminar en mis zapatos

Tropezaras en mis pasos
Tendrás los mismos compromisos que yo tuve
Si tratas de caminar en mis zapatos..."

Walking in my shoes. D.M. by Martin G.

DIAVOLO dijo...

Rotundamente SÍ, muchas veces... y me pregunto si alguien intenta caminar en los míos...

Besos.

Ana dijo...

Es cierto...A veces cuesta comprender a los demás. Hay que ponerse esos zapatos e intentar caminar con ellos.

Muchos besitos preciosa.

Trobin dijo...

Yo no lo he hecho nunca....físicamente es un tema de aprensión, pero si de lo que se trata es de meterse en la piel de otro...claro que sí, y...duele mucho descubrir que en el mundo no solo importas tu...
Un saludo

SANDRA... dijo...

Aveces es imposible amiga, que linda entrada espero que tengas una linda semana, besitosssssssssss

azul dijo...

Hola Natacha, que buena entrada has traído.
Muchas veces me he puesto los zapatos de otros... y aprendí que puedes entender, acompañar, compartir, contener, comprender e imaginar sus sentires, que no es lo mismo que sentirlos en carne propia, eso solo se consigue cuando pasas por el mismo dolor, por la misma alegría, por las mismas circunstancias que han transitado.
Feliz semana!
Un abrazo

V dijo...

Cada día. No dejo de intentarlo. Claro que unas veces se consigue... y otras no tanto...

Besitos, guapa.

seo dijo...

mas de las que me convendrian convirtiendo en mios los problemas de otros

y eso no siempre es bueno, ya con los mios propios seria suficiente


besos

Abriles dijo...

si, siempre y es tan constructivo... verlo con sus ojos o darle de beber su propia medicina

Soy la que soy dijo...

Cuando me calzo los zapatos del otro ... puedo entenderlo todo.

Creo que todo el mundo lo hace de la mejor manera que su entendimiento le permite.

Por cierto, siempre me sorprendió observar unos zapatos vacíos... esto tiene muchas connotaciones.

Un abrazo, niña de coletas traviesa...

Mundo Animal. dijo...

________________§§§§§§§
_____________§§§§§§§§§§§§§
___________§§_____________§§
__________§________________§§
_________§____§§_____§§______§
_________§____§§_____§§______§
________§§________§__________§§
________§______§______§_______§
_________§§§____§§§§§§_____§§§
___________§§§___________§§§
__________§___§§§§§§§§§§§___§
_________§___________________§
_§§§§§§§_§_____§§§§_§§§§_____§_§§§§§§§
§_§__§__§§____§§§§§§§§§§§____§§__§__§_§
§_§__§____§____§§§§§§§§§____§____§__§_§
_§_________§____§§§§§§§____§_________§
__§§_______§_____§§§§§_____§_______§§
____§§______§§§§§§§§§§§§§§§______§§
______§§§§§§_______________§§§§§§

SERIA BUENO HACERLO AMIGA AVECES
QUE TENGAS UNA GENIAL SEMANAAAAA
ABRAZOS DE TU AMIGO CHRISTIANNNNNNNN

Adolfo Payés dijo...

Me gustan mas las sandalias..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas una semana lena de éxitos...

Chuspi dijo...

Y digo yo...quién és@ "sus zapatos" ?
Por desgracia, no puedo calzar los de mis amigas, o bien porque no me sirven o porque dado que mis pies son la cosa más asquerosa y delicada del mundo, pues no me los pueden prestar....

He caminado con un 45 en un amanecer, jajajajjaa, por un pasillo de madera, y una camisa varonil ainsss......y no veas qué sensación!!!!!
Me sentí pequeñita, pequeñita, pero recuerdo que me encantó flotar en esos "barcos" por minutos....: )

Si es que siempre me ha gustado lo grandote, jaja...XD^^

Besitos mi Natillita guapísima y agradable!!!!!

carlota. dijo...

Lo intento , lo intento , hay días que lo consigo , otros no . Una se cansa de intentarlo sin que nadie lo intente con sus zapatos .


Un beso hermosa :)

Calvarian dijo...

Es difícil ponerse en la situación de los demás.

jeje...No uso ni los míos. Odio los zapatos. Tengo un par y lo uso una vez al año. En los 2 últimos años 2 veces para los dos premios jajaja
Bésix

Ricardo Baticón dijo...

Hola Natacha!... bonito post, bonita imagen...nostálgica, no?

Un abrazo!

sinkuenta dijo...

Trataré de meterme esos zapatos que ahí dejas y de ponerme a caminar con ellos, así podré saber qué siente Natacha y te entenderé mejor. Un abrazo

angie dijo...

Tantas veces camino con zapatos que no son míos...y ,a veces, pesan tanto que desearías ser más egoísta y centrarte más en ti, pero... hay cosas que no se pueden , y en realidad ,tampoco se quieren cambiar. Besos

Anouna dijo...

Lo he intentado, algunas veces me quedaron demasiado grandes y los pies se me salían al dar lo pasos, no podía llevarlos, tuve que volver a los míos. Otras, me quedaron ajustados, aprietándome los pies hasta doler los dedos con cada pisada, nuevamente volví a los míos. No es fácil calzar lo de otros. Otras me puse los zapatos y me calzaron perfectos, y caminé varios metros y hasta muchas cuadras, pero volví a los míos, por qué? sensillamente a esa persona le hacían mucha falta sus zapatos.

La empatía siempre es una herramienta de entendimiento, no siempre se logra eso sí, estar totalmente en el zapato de otro o en sus dificultades, ideas, sueños, etc. Al menos se hace el intento y eso es lo que Vale.

Bella entrada, Te dejo un abrazo muy grande,
Anouna

Susy dijo...

Sigo sus pasos aunque estos me lleven al mismo infierno...
Besos

Airblue dijo...

¿Cómo está mi carita guapa?
De pequeña me ponía los zapatos de mi madre y nunca pude dar más de dos pasos, me quedaban enormes. Ahora hay un montón de zapatos en los que me gustaría meterme y llevarme un montón de ilusiones y de buenas vibraciones. Falta hace.

Un beso corazón.

Adrisol dijo...

creo que sería el ideal de la solidaridad!!
estar en los zapatos del otro,única manera posible de comprender y compartir...

besos,reina

Carmen dijo...

Me ha encantado, la empatía es algo que nadie sabe ni lo que es, si lo supieran cambiarían muchas cosas, yo he vivido en mis carnes la falta de empatía en los demás...
Un beso

Eni dijo...

si he caminado con otros zapatos,
porque mi madre no me los podia comprar,por eso entiendo lo que quieres decir,si por mi fuera,caminaria siempre descalza,
y los podria dar ha hotras personas que los necesitan mas que yo,
que alegria,volverte ha leer
abrazos de ososssss

La terapia de Rafaela dijo...

Empatizar es para mi lo cotidiano, cada momento, sino cómo "comprender"? cómo acompañar?

besos

myself dijo...

Muchas veces, me preocupo tanto que me fastidia el que otros no se pongan los míos alguna vez.
Me alegro de tu regreso.
Besines.

Suilani dijo...

Sí, muchas veces... sólo que los míos siguen vírgenes.
Un beso, linda.

Celia dijo...

Sí. Algones me quedan anchos y otros estrechos...
Sigo con los míos que ya les tengo tomada la medida.
Un abrazo

isis de la noche dijo...

Mi queridísima amiga..

Este post maravilloso tuyo me recordó una frase que dice:

"no basta con ponerte en los zapatos del otro para entenderle... Hay que caminar un poco con ellos"

Salir de uno mismo es complicado, pero es la única forma de entender al otro...

te dejo mi imenso cariño y muchos besos ;)

Giliath dijo...

revelador, acusador... pero sobre todo reflexivo tu post.

insisto, nada mejor para valorar nuestros propios zapatos, que probarnos muchos otros

saludos, =)

Gatadeangora dijo...

No te digo que todos los dias, pero casi...a veces es duro a veces muy positivo, pero siempre enriquecedor, creo que es la única manera de entender, conocer y sentir a los demás.

Besitos

Antonio dijo...

Si mijita, en varias oportunidades me he puesto los zapatos y casi en todas te da mucha satisfacciòn de haberlo hecho, porque se enriquece tu corazòn y espìritu.

Te enseña ha conocer la humildad que en estos tiempos mucha falta hace.


Un abrazo Natacha.

Abril Lech dijo...

Excelente propuesta de cumplimiento imposible. pero sería bueno ponerse en el lugar del otro. El mundo sería mucho mejor, sin duda.

Gara dijo...

Si, muchas veces me he puesto en el lugar del otro para intentar saber como piensa o siente y tb me gustaria q se pusieran en el mio.

Besos, preciosa

Sofía dijo...

Siempre hay que hacerlo.

Un beso.

Anónimo dijo...

Nadie puede ponerse en los zapatos de nadie.
No me gustan esas personas que se ponen tus zapatos y juegan a ser comprensivos con tu situación y en cuanto se los quitan, son los primeros en apuntarte con su dedo acusador.
Que cada uno se ponga sus zapatos y que viva la vida como más le guste o como simplmente pueda.
Saludos "Natacha"

Pilar dijo...

Es difícil meterse en el "pellejo" de algunas personas, en cambio con otras te sale por naturaleza... pero creo que de todos se aprende.
Lo malo es que siempre hay quien intenta aprovecharse de la sensibilidad de los demás... es un riesgo que prefiero correr, antes que cerrar mi corazón por miedo a que me hagan daño.
Bessssitos prisssssesssssaaaa ;)

Pilar

Tawaki dijo...

Hay una expresión en inglés que dice que hay que caminar con los zapatos de otro para poder comprender cómo se siente y lo que le impulsa.

Procuro calzarme unos zapatos diferentes cada vez que visito un blog. Es la mejor manera de palpar otra conciencia.

Un beso.

jordicine dijo...

Cuando era pequeñito, con los de mi padre. Ahora mi hijo hace lo mismo con los míos. Ya ves. Un besazo.

Juan dijo...

No conocía la expresión "ponerse en los zapatos de otro" hasta no hace mucho tiempo.

Es imprescindible ponerse en los zapatos de otro para poder apreciar las dificultades por las que pasa.

Es muy fácil opinar sobre alguna circunstancia o sobre algunas personas porque desde la barrera se ven los todos de distinta forma que en el ruedo.

Un abrazo.

Juan Antonio

Soñadora dijo...

Natacha, por lo menos siempre lo intento, y no es poco lo que aprendo cada vez que lo hago!
Besitos,

Paqui dijo...

A veces más de las que debería, pero así sólo consigo enmarañarme la sesera para no solucionar nada.
Un beso Natacha.

Conral dijo...

Natacha, ¿tenemos el mismo problema con el tiempo???? Aunque no te escriba no me olvido de ti, ehhh, quiero que lo sepas.
Usar sus zapatos o ponernos en lugar del otro... buena reflexión, coo siempre.
Te mando un fuerte abrazo
Conchi

Carla dijo...

Es lo que trato de hacer... a veces puedo, y otras no.

aguila dijo...

si intentamos ponernos en el lugar del otro, quizas veamos siempre las cosas de otra forma, de otra realidad a la que la percibimos nosotros, pero nunca nadie podra ir por la vida con tus zapatos,
y aunque aveces se nos canse los pes con ellos, o se nos ponga ya del largo camino viejos, debemos sentirnos orgullosos de ellos, gracias a ellos experimentamos el camino
besos Natacha

Mar dijo...

Vengo a ver si sale el nombre Carmen o Mar pues empecé con el nombre de mi hija y no se quita... me llamo Mar.... bueno es la segunda vez que vengo y te mando un besote

Aldhanax Swan dijo...

Siempre suelo tratar de usar los zapatos de otros para no ser egoísta y sentir lo mismo que los otros. A veces no sale bien pero lo intento.
Besitos.

Soñadora dijo...

Natacha, espero que todo esté marchando excelente!!! Que pases un lindo fin de semana!
Besitos,

Lhunna dijo...

Cada uno elije sus zapatos para su caminar por la vida y cada uno aguanta sus propios pasos...
aunque a veces nos hagan daño y se nos quedden pequeños...
Un Besazo querida Natacha

Belkis dijo...

Ponerse en el lugar del otro es difícil, sin embargo, acercarse al costado del otro, no lo es tanto. Implica desplazarse desde el propio sitio e intentar mirar desde dónde mira y hacia dónde mira el otro. Buen ejercicio para desarrollar la empatía.
Un afectuoso saludo Natacha

Natacha dijo...

Desde luego, no es fácil ponerse en el lugar del otro...
Un ejercicio interesante que debemos practicar.
Lo intento siempre que puedo y me gustaría que los demás lo hicieran conmigo... Cometo muchos errores y a veces, hay que estar en la piel del torpe para entender que no es con mala intención, jejeje.
Un beso a todos, queridos amigos.
Ya sabéis que leo cada letra que escribís, con atención, con cariño y respeto.
Aprendo cosas nuevas en cada opinión.
Gracias por enriquecerme.
Mil besos de colores,
Natacha.

disancor dijo...

Nos iría mejor si de cuando en cuando intentásemos ponernos en el lugar del otro.
Un saludo.

Antiqva dijo...

Amiga, ahora mismo te estoy "materializando" caminando con los zapatones de Antiqva...

Je,je,je...

Un fortisimo abrazo, querida Natacha

Mela dijo...

Si pudiera ayudar ... por supuesto, sólo en ese sentido!

Por el contrario, estoy deseando descalzarme y volar ... muy, muy alto!

Muacc

Solecito dijo...

Es que me cuesta mucho... Al tratar de ponerme en los zapatos de los demás, me sale el egoismo que no sabia que existia dentro de mi.


Besos!


Bowman dijo...

¿Ponerse los zapatos de otro/a?
¡Puag, qué antihigiénico!
:-P

Bueno, ahora en serio. Siempre hay que ponerse en situación del otro para comprenderle (y el otro debe calzarse nuestros zapatos para comprendernos), pero abogo más por los puntos intermedios, por los espacios de encuentro...

Y para ello, para comprender al otro y a nosotros mismos, nada mejor que despojarse ambos de los zapatos, desnudarse de circunstancias, pisar el mismo suelo con los pies descalzos y estudiar nuestras huellas en la arena.

Y a los zapatos ¡que les den!

Besos

Fugaz dijo...

Es algo que a simple vista parece muy sencillo, pero en realidad es todo lo contrario, muy pero que muy complicado es andar en los zapatos de otro

PEDROHUELVA dijo...

En el desierto de Erg Chebi, los conducotres de camellos, aveces dejaban sus rudimentarias zapatilla, por las arenas y decian que otros se las pondria y ellos las de otros. Era lo mas natural. Cuanto aprendi,junto a aquellas arenas.
Un asaludo amiga mia. Me alegro al reencontrarte de nuevo.

YAIZA dijo...

Muchísimas veces, pero no creo que nadie se calze los mios.

Besos.

"Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños."

Kalil Gibran
.